Dar en el clavo

dar_en_el_clavo-01

Share Button

Salvador Dalí en Sao Paulo

salvador_dali¡Salvador Dalí está en Sao Paulo! Una voz tenue y misteriosa recorría los pasillos del Instituto Cervantes de Sao Paulo, queriendo anunciar este suceso extraordinario en la vida cultural paulista.

Efectivamente Salvador Dalí desembarcó en la capital cultural de América Latina y con él toda la extravagancia de su obra.

He de confesar que Sancho y yo no pudimos pegar ojo durante toda la noche, palabras textuales de Sancho, estábamos tan nerviosos que casi provocamos un par de accidentes de tráfico hasta nuestro destino: el Instituto Tomie Ohtake.

Tan pronto como aparcas tu coche, lógicamente en su correspondiente aparcamiento, empieza el espectáculo. El edificio es imponente, espectacularmente colorido. Sancho, como él dice, estaba acojonado de miedo, no por el edificio en sí mismo, sino porque una exposición en Sao Paulo puede conllevar 3 o 4 horas de espera.

No sé si era el día, si era verano y los paulistas prefirieron esperar cola en la carretera que va a la playa, el caso es que no había casi cola y pudimos disfrutar plenamente de la exposición y de los secretos de Dalí.

La primera atracción de la Exposición era una foto de Salvador Dalí que probaba la imaginación del visitante, podías cogerle o cortarle su famoso bigote o cualquier otra cosa que se te pasase por la cabeza, sin lugar a dudas, Sancho no defraudó a la parroquia.

La exposición contaba con cuatro salas donde podríamos encontrar cuadros, dibujos, fotografías, ilustraciones de Don Quijote, etc. , todos ellos venidos de los lugares más recónditos del mundo, incluido el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. El ambiente en las salas era terriblemente daliniano, se respiraba Dalí por todo el recinto. Miré a Sancho, él también tenía los pelos de punta.

Aún así, debo apuntar que eché en falta algunas de las obras más importantes del genio como El gran masturbador, La persistencia de la Memoria o alguna referencia a su contribución a Chupa Chups, pero en esos momentos de éxtasis todo aquello carecía de importancia.

Y cuando ya creíamos que todo había acabado, vimos mucha gente esperando para entrar en una sala pequeña. Sancho dijo que si la gente esperaba sería por algo, pero en Sao Paulo no siempre es así, a regañadientes esperé mi turno. Menos mal, fue la mejor sorpresa de la Exposición, la razón de madrugar un día de vacaciones. Sancho y yo pudimos entrar en el salón diseñado por Dalí. Sencillamente maravilloso. Además pusieron un espejo para que los visitantes pudiesen fotografiarse sentados en un sillón en forma de labios, sin necesidad de recurrir al famoso selfie.

A la salida de la exposición, pensé, hasta pronto Salvador, en mi opinión el más grande de todos los genios. Realmente, sí Salvador, el surrealismo eres Tú. No metimos en el coche y nos adentramos en el tráfico de Sao Paulo.

2014-12-10 12.09.452014-12-10 11.46.39-32014-12-10 12.27.31

Share Button

Legumbres / Verduras

legumbres_verduras-01

Share Button

AGITO x AJITO

¡Cuidado! No es lo mismo …

ajito_agito-01

Share Button

Mini Curso

En la actualidad la mayoría de las relaciones interpersonales se establecen en redes sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn o Instagram y otros canales como YouTube o Blogs, por lo que el uso de estas redes sociales se ha convertido en un instrumento muy valioso para el aula de ELE. El objetivo de este curso es analizar lo que estas Redes nos pueden ofrecer para que las clases de ELE sean más interesantes, actuales y dinámicas.

 

minicurso_redes_sociales-01

Share Button

Ser un perro

Persona vaga, perezosa

-¿Qué tal Eduardo, ya ha terminado la universidad?

– Claro que no, es un perro, siempre está tirado en el sillón.

Share Button

Ser un lirón

Persona que duerme mucho

– ¿Has llamado a José?

– Está durmiendo, es un lirón.

Share Button

Ser un cero a la izquierda

Alguien sin importancia

– Pepe se siente mal en su trabajo, cree que es un cero a la izquierda.

Share Button

Ser un cerebrito

Persona muy inteligente

– Pedro es un cerebrito, siempre saca matrícula de honor.

Share Button

Ser un bodrio

Ser de mala calidad

-¿Qué tal la película ayer?

– Muy mala, es un bodrio.

Share Button