Ávila

CIUDAD AMURALLADA

Esta semana Quijote y Sancho va a Ávila, ciudad que sorprende al turista por su muralla.

Ávila está situada en la Comunidad Autónoma de Castilla León, está al norte de Madrid, a pocos kilómetros de la capital. Debido a su localización es una de las ciudades de visita obligada en España.

Ávila es muy famosa por la variedad de la arquitectura religiosa existente en la ciudad, podemos admirar multitud de estilos e influencias arquitectónicas en sus múltiples iglesias como La Catedral del Salvador de Ávila, en su interior está instalado el museo de la Catedral, que alberga una exposición de arte religioso, el convento de la Encarnación donde existe una exposición permanente, que muestra diversos testimonios históricos de Santa Teresa de Jesús así como diversas piezas de arte religioso. También conserva piezas relativas a la vida y obra de San Juan de la Cruz. En la cripta del convento de Santa Teresa se localiza museo de Santa Teresa, que expone la obra y vida de la santa, así como diversas piezas de arte religioso. También son interesantes La Basílica de San Vicente, La Ermita de San Segundo o El Convento de San José, se trata de un convento de Las Carmelitas descalzas, fue el primero que construyó Santa Teresa de Jesús y actualmente sirve de sede al Museo Teresiano de las Carmelitas Descalzas.

La ciudad de Ávila cuenta con un elevado número de palacios, casonas y casas fuertes, que datan en su gran mayoría de los siglos XV-XVIII, y que se distribuyen principalmente por la zona alta del recinto amurallado, y los barrios comprendidos entre la Iglesia de San Pedro y de San Vicente, así como sus aledaños.

Sin lugar a dudas el principal reclamo turístico de la ciudad es la Muralla de Ávila, fue construida entre los siglos XI y XIV. Se trata de la muralla íntegra mejor conservada de España. La obra medieval fue comenzada en el año 1090.

Son característicos en las mesas abulenses los platos de judías del Barco, el chuletón de Ávila, las patatas revolconas y las yemas de Santa Teresa. También son típicos de la ciudad el hornazo, bollo de pan relleno de chorizo, tocino, lomo y huevo, las mollejas de ternera o el cochinillo (denominado tostón asado), cuchifrito en la capital y al horno en Arévalo.

Y después de tanto turismo religioso nos podemos relajar viendo un partido del mejor equipo de fútbol de la ciudad el Real Ávila, sin duda puede ser una experiencia religiosa.

avila-01

Share Button