Carnaval & Arte

Share Button

Día de Reyes

El día 6 de enero es una fecha muy señalada en el calendario de fiestas de España. Toda la celebración empieza el día 5 por la noche, la llamada Noche de Reyes. Por ejemplo, en Madrid, todo se decora con innumerables luces en el centro de la ciudad, mientras que unas carrozas que simbolizan a los Reyes magos circula por las calles de Madrid lanzando caramelos por doquier a todos los presentes. Es la cabalgata de los Reyes Magos.

Es una noche de alegría, nervios y deseos para el día siguiente. En diciembre los niños escriben unas cartas a los Reyes Magos, en las que les pide los mejores regalos que se merecen. Si se han portado bien, cuando se levantan el día 6 tienen bajo el árbol de Navidad ese regalo que deseaban y que se han ganado a lo largo del año. Si se han portado mal reciben carbón y tienen que esperar al año siguiente para “ganarse” su regalo a lo largo del año. De ahí que esta noche sea un noche mágica, en la que los niños se van a dormir pronto, con muchos nervios para no enfadar a los Reyes, Melchor, Gaspar y Baltasar. Si los Reyes pasan por allí y todavía hay gente despiertan no dejan nada en esa casa porque no quieren ser vistos por nadie. Al día siguiente, que es festivo en España, todos los niños se levantan pronto y van a ver qué hay debajo del árbol y todos ellos salen a la calle a mostrar los buenos que han sido y por tanto el regalo que han recibido por ello. Así, todas las calles se llenan de bicicletas, motopatines, patines, coches teledirigidos, etc. Esperando que nunca llegue el día siguiente que es la vuelta al colegio. La familia se reúne para intercambiar los regalos y celebrar este día comiendo un Roscón de Reyes, es un dulce, normalmente relleno de nata, chocolate o trufa en el que está escondida una pequeña figurita, la tradición dice que aquel que encuentre la figurita debe pagar el Roscón. ¿Te has portado bien a lo largo del año? Si es así, a lo mejor tienes una sorpresa mañana en el árbol de Navidad, mira bien.

 

dia-de-reyes

Share Button

Morteruelo

La comida típica de Cuenca.

¡Qué aproveche!morteruelo-01

Share Button

Ávila

CIUDAD AMURALLADA

Esta semana Quijote y Sancho va a Ávila, ciudad que sorprende al turista por su muralla.

Ávila está situada en la Comunidad Autónoma de Castilla León, está al norte de Madrid, a pocos kilómetros de la capital. Debido a su localización es una de las ciudades de visita obligada en España.

Ávila es muy famosa por la variedad de la arquitectura religiosa existente en la ciudad, podemos admirar multitud de estilos e influencias arquitectónicas en sus múltiples iglesias como La Catedral del Salvador de Ávila, en su interior está instalado el museo de la Catedral, que alberga una exposición de arte religioso, el convento de la Encarnación donde existe una exposición permanente, que muestra diversos testimonios históricos de Santa Teresa de Jesús así como diversas piezas de arte religioso. También conserva piezas relativas a la vida y obra de San Juan de la Cruz. En la cripta del convento de Santa Teresa se localiza museo de Santa Teresa, que expone la obra y vida de la santa, así como diversas piezas de arte religioso. También son interesantes La Basílica de San Vicente, La Ermita de San Segundo o El Convento de San José, se trata de un convento de Las Carmelitas descalzas, fue el primero que construyó Santa Teresa de Jesús y actualmente sirve de sede al Museo Teresiano de las Carmelitas Descalzas.

La ciudad de Ávila cuenta con un elevado número de palacios, casonas y casas fuertes, que datan en su gran mayoría de los siglos XV-XVIII, y que se distribuyen principalmente por la zona alta del recinto amurallado, y los barrios comprendidos entre la Iglesia de San Pedro y de San Vicente, así como sus aledaños.

Sin lugar a dudas el principal reclamo turístico de la ciudad es la Muralla de Ávila, fue construida entre los siglos XI y XIV. Se trata de la muralla íntegra mejor conservada de España. La obra medieval fue comenzada en el año 1090.

Son característicos en las mesas abulenses los platos de judías del Barco, el chuletón de Ávila, las patatas revolconas y las yemas de Santa Teresa. También son típicos de la ciudad el hornazo, bollo de pan relleno de chorizo, tocino, lomo y huevo, las mollejas de ternera o el cochinillo (denominado tostón asado), cuchifrito en la capital y al horno en Arévalo.

Y después de tanto turismo religioso nos podemos relajar viendo un partido del mejor equipo de fútbol de la ciudad el Real Ávila, sin duda puede ser una experiencia religiosa.

avila-01

Share Button

El Greco

El hijo adoptivo de España

Esta semana Quijote y Sancho va a analizar la obra del El Greco, un pintor muy singular. Aunque no nació en España, siempre es considerado uno de los grandes exponentes del Arte español. Este año se celebra el IV Centenario de la muerte del Greco, por ello se ha programado una gran reunión de obras del artista que congregará la mayor parte de su producción, llegará de todos los rincones del mundo. Grandes muestras de la obra del artista centran la amplia programación del Año del Greco, que tiene su escenario principal en Toledo.

Doménikos Theotokópoulos (Candía, 1541-Toledo, 1614), conocido como el Greco («el griego»), fue un pintor del final del Renacimiento que desarrolló un estilo muy personal en sus obras de madurez.

Hasta los 26 años vivió en Creta, donde fue un apreciado maestro de iconos en el estilo posbizantino vigente en la isla. Después residió diez años en Italia, donde se transformó en un pintor renacentista, primero en Venecia, asumiendo plenamente el estilo de Tiziano y Tintoretto, y después en Roma, estudiando el manierismo de Miguel Ángel. En 1577 se estableció en Toledo (España), donde vivió y trabajó el resto de su vida.

Sin lugar a dudas, estas influencias fueron decisivas para conformar un estilo único y original en las obras de madurez, ya en España, que no abandonaría hasta su muerte. Su obra principal es El Entierro del Conde Orgaz, el cuadro, realizado para la iglesia de Santo Tomé en Toledo, se encuentra todavía en su lugar. Muestra el sepelio de un noble toledano en 1323, que según una leyenda local fue enterrado por los santos Esteban y Agustín. El pintor representó en la comitiva de forma anacrónica a personajes locales de su tiempo, incluyendo también a su hijo. En la parte superior, el alma del muerto asciende al cielo, densamente poblado de ángeles y de santos. El entierro del conde de Orgaz muestra ya su característica elongación longitudinal de las figuras, así como el horror vacui (miedo al vacío), aspectos que se harían cada vez más acusados a medida que el Greco envejecía. Estos rasgos provenían del manierismo, y persistieron en el trabajo del Greco aunque habían sido abandonados por la pintura internacional algunos años antes.

Después de este cuadro se doblaron el número de encargos y muchos mecenas apostaron por él, por lo que empezó a nacer el mito El Greco, como artista completo y singular. En esta etapa podemos destacar Inmaculada Concepción, realizada para la capilla Oballe de Toledo, en esta obra los alargamientos y los retorcimientos nunca antes habían sido tan exagerados o tan violentos, la forma alargada del cuadro concuerda con las figuras que se elevan hacia el cielo, lejos de las formas naturales. También se pueden destacar El quinto sello del Apocalipsis o La adoración de los pastores.

Los críticos de Arte de la época reconocían en El Greco gran dominio técnico pero estaban totalmente desconcertados con la singularidad del pintor, sus formas alargadas y distorsionadas que las elevaba hacia el cielo. Podemos disfrutar de su obra religiosa por todos los rincones de Toledo, donde se ubica el Museo El Greco.

También merece la pena ver “El Greco”, una película de Yannis Smaragdis, que muestra la vida del pintor así apodado, desde sus inicios como pintor de iconos en la isla de Creta hasta su triunfo en Toledo.

el_greco-01

Share Button

Churros y Porras

En España es un desayuno tradicional, sobre todo los domingos, el primero que se levanta de la familia va a la churrería y compra churros y porras para todos. Siempre se acompaña con un tazón de chocolate espeso, en estos establecimientos se puede comprar el chocolate o algunas familias lo hacen ellos mismos en su casa.

churros-01

Share Button

Calimocho

Esta semana vamos a probar una bebida que toman todos los jóvenes españoles en las noches de juerga y diversión con sus amigos, el Calimocho.

calimocho-01

Share Button

Bocadillo de Calamares

Esta semana nos vamos a sumergir en una de las tradiciones culinarias más importantes de Madrid, el Bocadillo de Calamares, muy típico de los bares y mesones en la Plaza Mayor de la capital de España.

bocadillo_calamares

Share Button

Mallorca

Mallorca es una preciosa isla ubicada en la Islas Baleares, en el Mar Mediterráneo, al este de España. Es uno de los destinos turísticos más importantes del país. Esta isla tiene como lenguas oficiales el catalán y el castellano.

Esta isla es muy histórica por lo que nos podemos sumergir en la Edad Media cuando visitamos el castillo de Bellver, uno de los 3 únicos castillos europeos de planta circular. Recientemente se han habilitado para su visita las cuevas que había en el bosque que rodea el castillo y al cual pertenecen.

Asimismo La Catedral de Santa María de Palma de Mallorca, famosa por contener uno de los rosetones más grandes del estilo gótico levantino, llegando a ser conocida como el Ojo del gótico, o El Monasterio de Lluc, lugar de peregrinaje por excelencia de la isla, por encontrarse en él la Virgen de Lluc (Patrona de Mallorca), son visitas obligatorias.

También podemos disfrutar de la naturaleza paseando por el Paseo Calviá considerado como el pulmón verde del municipio, con un recorrido de 32 kilómetros o torrarnos al sol en sus múltiples playas y calas, normalmente llenas de alemanes, ya que estos compraron muchas casas y apartamentos en la isla debido a su precio asequible.

Después de un día de paseo y playa podemos degustar uno de los platos exquisitos de la isla como el frito mallorquín (frit mallorquí), que consiste en una fritura de hígado con patatas y pimientos; puede ser de sangre y/o asadura de cordero, cerdo o también marinero. También existen diversas formas de preparar el arroz, la más típica es la llamada arròs brut, que consiste en un arroz caldoso con setas, caracoles, carne de cerdo, conejo y de aves. El pa amb oli, propio de algunas cenas, consiste también en el plato regional de la isla. Los embutidos son también uno de los principales elementos de su gastronomía; sobrasada, butifarrón, camaiot y blanquet entre otros. Y de postre no te olvides de comer una ensaimada, podemos verla en las manos de todos los turistas que salen de la isla.

Y para acabar nuestro viaje tenemos que ir a ver un partido de fútbol del Mallorca, sin lugar a dudas, el equipo más popular de las islas. Es un equipo luchador y aguerrido que, como su castillo, hace historia en el fútbol español por sus gestas.

mallorca-01

Share Button

San Isidro, el Patrón de Madrid

Las Fiestas de San Isidro ofrecen una oportunidad única de conocer el Madrid más castizo. Se celebran en el mes de mayo, cuando los chulapos y goyescos (madrileños vestidos con los trajes típicos de Madrid) salen a la calle para divertirse con la música, bailar el chotis y comer en honor al Santo. Además, tiene lugar la prestigiosa Feria Taurina de San Isidro.

Si quieres disfrutar plenamente de estas fiestas, no te olvides de:

La Pradera de San Isidro: es el lugar donde se vive la auténtica Fiesta de San Isidro durante la mañana del día 15 de mayo. A ella acude multitud de gente en romería hasta la Ermita del Santo, donde la tradición manda beber agua del manantial. Este día, todos comen en la Pradera, donde los puestos de comida ofrecen los platos típicos de Madrid. La zona se llena de chulapos, música y mucha gente con ganas de divertirse.
Las rosquillas: son dulces de anís típicos de estas fiestas y se las conoce como las tontas (si no están cubiertas), las listas (con una capa de limón en su superficie) y las de Santa Clara (con azúcar glaseado).
Un chotis bailado por un chulapo y una chulapa: es la imagen de la fiesta y la encontrará seguro en la Pradera de San Isidro. Es el baile típico de Madrid.
Una tarde de toros en la plaza de las Ventas: la Feria de San Isidro ofrece 24 tardes de toros. Es una de las fiestas taurinas más importantes de España.
Una noche de verbena: durante estos días hay muchas en Madrid, aunque una de las más conocidas es la de “Las Vistillas”, junto al Puente de Segovia. En ellas hay conciertos gratuitos, puestos de comida, atracciones para niños y mucha fiesta.
Un recuerdo castizo: como por ejemplo una parpusa (gorra del chulapo), un safo (pañuelo que llevan al cuello) o uno de los mantones de manila que visten las chulapas.

Si te gustan las fiestas tradicionales y castizas, Madrid es tu destino para estos días.

¡Qué te diviertas!

San_Isidro-01

Share Button